Novios tímidos: Consejos para sobrevivir el ‘día B’

No hay nada peor que la timidez cuando tú eres el protagonista del evento. Y en las bodas es lo que suele ocurrir. Seguro que estás planificando la tuya con muchísima ilusión, pero al igual que lo haces, también hay algo que te preocupa y es cómo vencer a la timidez el ‘día B (de boda)’. Y es que hay ocasiones en las que los novios tímidos tienen que vencer esa vergüenza que sienten porque van a ser el centro de todas las miradas. Y una de estas veces es el día de la boda. Tranquilos, que hay unos truquitos muy útiles para desviar la atención y vencer la timidez en el gran día. ¡Sigue leyendo para descubrirlos!

Sin lugar a dudas la que sí que acaparará el centro de todas las miradas será la novia. El vestido, el peinado y los complementos que lleva la harán ser el centro de atención. De hecho, hay quien dice que en cualquier boda es la novia quien se suele llevar todo el protagonismo. Pero sea o no así, a la hora de preparar el enlace, si hay alguna tradición con la que no os sintáis cómodos, no la hagáis y ya está.

Abrir el baile nupcial

Por ejemplo, una de ellas es abrir el baile de novios. A los novios tímidos les cuesta mucho que les miren mientras bailan, sobre todo si no son muy duchos en la materia. ¿Qué hacer al respecto? Se pueden cambiar las tornas, es decir, en vez de ser vosotros los que abráis el baile nupcial, podéis pedir a vuestros invitados que se os unan, de esta manera ya no seréis el centro de atención.

También, por ejemplo, tened en cuenta de que habréis contratado a un fotógrafo profesional para que saque los mejores recuerdos de ese día. El problema viene cuando los novios son tímidos y se incomodan ante las cámaras. Bueno, procurad hablarlo antes del día de la boda con el fotógrafo, él os entenderá y seguro que buscará buenas alternativas para sacar vuestras mejores fotos en el gran día. Hay fotógrafos que ante los novios tímidos prefieren tirar de ‘robados’ y fotos en las que se os vea cómodos sin estar pendientes de forma constante por el fotógrafo. También optar por las fotos en grupo es una excelente opción, seguro que en esas os sentiréis mucho más cómodos.

Charlas informales

No obstante, hay pequeños trucos que ayudan mucho a que los novios tímidos se relajen durante el día de la celebración. Una de ellas es encontrar momentos durante el día de la celebración para estar en pequeños grupos con vuestros invitados. Las charlas informales os ayudarán a relajaros más y a dejar de ser el centro de todas las miradas por un momento.

Eso sí, seguro que hay algún invitado que no para de haceros preguntas que os incomoden. Tranquilo, es hora de tomar las riendas de la situación. Desvía su atención preguntándole cosas relacionadas con el banquete, si le ha gustado el menú, qué canción piensa proponer al Dj…

Atención a los detalles

Y, por último, una clave para evitar que los invitados estén constantemente pendientes de los novios es prestar especial atención a la decoración de la boda. Si optáis por una decoración sobria y clásica, casi nadie reparará en ella, pero si prestáis mucha atención a los detallitos, seguro que conseguiréis dejar tan impresionados a vuestros invitados que no podrán parar de hacer comentarios sobre la decoración y ya no estarán tan pendientes de los novios.

Ante todo, unos novios tímidos tienen que ir a su gran día con mucha tranquilidad y pensando en disfrutar de cada momento y de cada detalle. Recordad, es vuestro día.

1
Deja tu comentario

avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Seguidores
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
David y Carla Fotógrafos de boda Recent comment authors
los más nuevos los más antiguos
David y Carla Fotógrafos de boda
Invitado
David y Carla Fotógrafos de boda

Como comentas, Rocío, nosotros nos hemos encontrado con muchos novios tímidos, pero sí que es verdad que en el día de la boda están más sueltos ya que están rodeados de su gente conocida, amigos y familiares cercanos, por lo que la timidez se disipa un poco. Además suelen estar disfrutando tanto que se les pasa la timidez jajaja nosotros hacemos como dices, fotografías robadas, espontaneas, sin posados, así ellos están menos pendientes y salen más naturales en las fotografías. Buenos consejos!
Un saludo!

Carla