Origen de La Primera Comunión

Comuniones

En la última cena de Jesús nuestro salvador, se dio origen a uno de los rituales más bonitos de la religión católica “las comuniones”. Son la representación más fidedigna de aquel momento en el que Jesús junto a sus apóstoles en la última cena, toman el pan y el vino como un modelo del cuerpo y la sangre de Dios todopoderoso.

En la actualidad las comuniones son un sacramento donde los niños antes de ser adolescentes participan de la eucaristía, siendo un requisito indispensable el que hayan sido bautizados anteriormente.

¿Cuál es el origen de la primera comunión?

La primera comunión registrada data del año 1215 por el documento denominado el concilio de Letrán, donde se determina que todos los niños en edades de 12 a 14 años de edad pueden recibir este sacramento tan importante por primera vez. En un principio solo participaban las familias nobles, hasta que luego todo católico podía participar en ella.

Hoy en día se mantiene en vigencia y tiene como requisitos indispensables el bautismo y la penitencia de confesión. Aunque las edades ahora pueden ir desde los 8 años hasta los 14 años de edad, los niños iban muy elegantemente vestidos de color blanco que significa la pureza y la inocencia. Aunque posteriormente se han agregado accesorios para Comuniones.

También los judíos celebran el Bar Mitzva y los ortodoxos todos con la misma intención de iniciar a los niños que pronto serán jóvenes en los mandatos de la iglesia, a que aprendan a vivir bajo sus mandatos y creencias.Es una fecha muy importante para ellos ya que es un día que quedará en su memoria por ser especial y lleno de muchos regalos y experiencias

Estudios realizados han demostrado que la mayoría de los católicos mayores de 50 años, recuerdan muy bien su primera comunión como un día muy bello y especial y el 65 % de estas personas guarda una fotografía de este momento o en su defecto algún recuerdo u detalle que haya recibido ese día.

Aparte del bautismo y la penitencia de confesión el niño debe estar preparado con conocimiento, y para ello realiza un pequeño curso llamado catequesis, donde prenderá a conocer y comprender los sacramentos y el porqué de su existencia, los mandamientos y las leyes por las cuales deben de regirse a partir de ese momento que reciban la eucaristía.

Este pequeño curso puede ser dictado por el sacerdote o cualquier laico autorizado por la iglesia para llevarle a los niños este conocimiento indispensable, para el desarrollo de buenos católicos, que representen la iglesia y tengan conocimiento de la biblia y de los aspectos que cubren la religión católica.

Creando y formándole una conciencia desde pequeños y un habito de asistir responsable y constantemente a la iglesia. Además de participar de los eventos que trae la iglesia, acercarlos y criarlos bajo el manto y protección de la palabra de Dios,y de las doctrinas que han ido pasando de generación en generación. Es un orgullo para los padres ver crecer a sus hijos espiritual y físicamente

No te olvides de buscar los mejores y más originales detalles para comuniones en Vasara.es tú tienda online de confianza con ofertas y precios baratos para todos los bolsillos.

Deja tu comentario

avatar